Archivo de la etiqueta: Dieta

Contesta estas 5 preguntas ¿Debes tener cuidado con lo que comes?

Estándar

Una buena nutrición es una de las claves para una buena salud. Usted puede mejorar su nutrición comiendo de manera regular alimentos que tengan muchas vitaminas y minerales tales como frutas, vegetales, granos enteros y productos lácteos sin grasa o con un contenido bajo en grasa.

¿Necesito cambiar lo que como?

Si contesta sí a cualquiera de las siguientes preguntas, es posible que necesite hablar con su médico sobre cómo mejorar su nutrición

¿Su médico ha hablado con usted acerca de algún problema médico o factor de riesgo tal como presión arterial alta o colesterol alto?

¿Su médico le dijo que esta condición podría mejorarse con una mejor nutrición?

¿Hay miembros de su familia que tienen cáncer, enfermedad del corazón u osteoporosis?

¿Está usted pasado de peso?

¿Tiene preguntas acerca de qué tipo de comidas usted debería comer o si usted debería tomar vitaminas?

¿Cree usted que una consulta con un nutricionista (nutriólogo) registrado, o con un miembro del equipo de salud especializado en asesorar sobre nutrición le sería beneficiosa?

¿Y no será difícil cambiar mis hábitos con respecto a la alimentación?

Probablemente, pero aún cambios muy pequeños pueden mejorar su salud considerablemente. La clave es seguir eligiendo alimentos saludables y mantenerse en contacto con su médico o nutricionista de modo que ellos sepan cómo le está yendo a usted. Aquí hay una serie de sugerencias que pueden ayudarle a mejorar sus hábitos alimentarios:

Busque los puntos favorables y los puntos desfavorables en su dieta actual. ¿Usted come 4 1/2 tazas de frutas y vegetales cada día? ¿Usted obtiene suficiente calcio? ¿Come usted de manera regular comidas hechas a base de granos integrales con un alto contenido en fibra? Si es así, ¡va por buen camino! Continúe así. Si no es así, añada más a su dieta de este tipo de alimentos.

Lleve un registro de todo lo que come anotando lo que come y toma todos los días. Este registro le ayudará a ver si usted necesita comer más de algún grupo (por ejemplo frutas, vegetales o productos lácteos) o si usted necesita comer menos de un grupo (por ejemplo alimentos procesados o ricos en grasas).

Piense en pedirle ayuda a un especialista en dietética si es que aún no lo ha hecho; especialmente si usted tiene un problema médico que requiere que usted siga una dieta especial.

¿Puedo confiar en la información sobre nutrición que dan los periódicos y las revistas?

Los consejos sobre nutrición y dietas que se obtienen de diferentes fuentes con frecuencia se contradicen entre sí. Usted siempre debe chequear con su médico primero. Además, tenga en mente este consejo:

En cuanto a nutrición no existe ninguna “varita mágica”. Dietas a corto plazo le pueden ayudar a perder peso pero son difíciles de seguir y pueden inclusive ser perjudiciales a largo plazo.

Una buena nutrición no viene en una píldora de vitaminas. Solamente tome una vitamina si su médico se la recomienda ya que su cuerpo se beneficia más al comer alimentos enteros que son saludables.

Comer una variedad de comidas es mejor para su cuerpo; por lo tanto ¡pruebe comidas nuevas!

Las historias que cuentan las personas que han usado un programa o producto de dieta, especialmente en comerciales de televisión y en programas informativos —que en realidad son comerciales largos— son publicidad. Por lo general a estas personas les pagan para recomendar lo que el comercial pretende vender. Recuerde, el peso que se vuelve a ganar y otros problemas que aparecen después de que alguien ha completado un programa, son algo de lo cual jamás se habla en esos comerciales.

¿Qué cambios en mi dieta puedo hacer ahora?

Casi todo mundo se puede beneficiar de disminuir la cantidad de grasa no saludable que consume. Si usted actualmente come mucha grasa intente hacer solamente uno o dos de los siguientes cambios:

En vez de freír la carne hornéela, ásela o cocínela en la parrilla. Quítele la piel al pollo o al pavo antes de comérselo. Coma pescado por lo menos una vez a la semana.

Limite la cantidad de grasa adicional tal como mantequilla o margarina que pone en el pan, la crema ácida que pone en las papas al horno, y las salsas que pone en las ensaladas. Use las versiones con un contenido bajo en grasa o sin grasa de estos aderezos.

Coma bastantes frutas y vegetales con sus comidas y como bocadillos ligeros (“snacks”).

Cuando coma fuera de la casa preste atención a las grasas “escondidas” (como aquellas en las salsas para ensaladas y en los postres) y a las porciones de comidas grandes.

Lea las etiquetas con información nutritiva de los alimentos antes de comprarlos. Si necesita ayuda para entender los rótulos pregúntele a su médico o a su especialista en dietas.

Tome bebidas sin calorías o que tengan pocas calorías tales como agua, té sin azúcar o refrescos carbonatados dietéticos.

Una nutrición balanceada y ejercicio con regularidad son buenos para su salud aun si usted no cambia de peso nunca. Trate de fijarse metas que tenga buena probabilidad de alcanzar; tales como hacer uno de los pequeños cambios anotados anteriormente o caminar más durante el dia.

Siguiendo estos sencillos consejos podras mejorar tu salud de forma segura y sencilla. “Comer en grandes cantidades

Estas verduras se deben comer en grandes cantidades

Publicado con WordPress para BlackBerry.